Please wait...

Relato Travesti Camila Rodrigues - Un buen rato con travesti Camila Rodrigues en Valencia


RELATO TRAVESTI ESPAÑA: Camila Rodrigues - Un buen rato con travesti Camila Rodrigues en Valencia
Autor: Destro

Pues nada, me he registrado adrede para contar mi experiencia esta tarde con Camila, ya que creo que se lo merece.

Desde que vi sus fotos y varios comentarios de otros foreros contando sus experiencias con ella, no paraba de soñar con estar con ella y que me reventara a base de bien.
Bien, la he llamado sobre las 16h para ver si iba a estar esta tarde lista para mí y que me dijera donde vivía.
Sobre las 18:15 estaba tocando al timbre de su piso. Cuando me ha abierto la puerta, me he quedado con la boca abierta de lo guapa que es. Exactamente igual que en las fotos, pero en persona como que impresiona más, ya que debido a lo simpática y maja que es, uno se queda prendado de ella.

Me ha hecho pasar a una habitación, en la que hemos acordado el tiempo que íbamos a estar follando (1 hora he cogido). Yo le he pedido que si podía hacerme algo de dominación. Porque es una de las cosas que más morbo me dan y no había probado (hasta ahora).

Ella me ha dicho que sin problema, aunque hace dominación light, lo que me ha parecido perfecto, pues no buscaba nada más que eso.

Total, que hemos empezado con unos besos, y rápidamente ella ha empezado a tratarme como a su putita; me escupía en la cara, me pegaba bofetadas, y me bajaba la cabeza a su polla para que se la chupara, eso sí, sin dejarme usar las manos.

Qué decir, yo estaba encantado, tiene una polla impresionante. No me cabía en la boca a pesar de que me la ha intentado meter hasta el fondo de la garganta, casi me ahogo.

Así hemos estado un rato, alternando los besos y las bofetadas. A la vez que me decía lo puta que soy y que no parara de chuparle la polla.

Poco a poco, la cosa iba poniéndose más caliente, cuando me ha dicho que me quitara toda la ropa, y que me tumbara boca arriba en la cama.
Así hice, e inmediatamente ella se ha sentado en mi cara. Para después obligarme a comerle polla, huevos y culo.
Yo estaba en el cielo, y ella según parece también se lo estaba pasando bien jeje.

Hemos estado en esa posición un buen rato también. Pues ella ha visto lo que yo estaba disfrutando y me pasaba su culo por la cara sin parar. Mientras yo no paraba de pasar mi lengua por todos sus rincones y dejarle bien mojadita.

Después de eso, ha llegado el momento temido por muchos, cuando le he dicho que me podía follar. Pero que fuera con cuidado, que yo nunca había recibido semejante polla y de hecho, pensaba que no iba a entrar.

Me he puesto a cuatro patas en la cama, y ella con mucho cuidado ha ido introduciéndome la polla. Hay que decir que se nota que sabe lo que se hace. Pues a pesar del tamaño que se gasta, casi no me ha hecho daño. Y cuando me he querido dar cuenta, me la había metido enterita, y sus huevos ya chocaban contra los míos.

Entonces, ha empezado a bombear con fuerza, mucha fuerza, pensaba que me partía en dos. También me daba algunos azotes en el culo y me seguía diciendo lo putita que estaba siendo. Yo mientras tanto, metía mi mano por debajo de mis piernas para masajearle un poco los huevos. A la vez que comprobaba incrédulo que realmente me la había metido toda entera.

Al sacar la polla y quitarse el condón, me he lanzado a chupársela y probar un poquito de leche que tenía en la puntita (que buena estaba por dios, que cosa más dulce).
Entonces me ha dicho que si quería que se meara en mi boca, y yo que estaba ya con un calentón brutal y totalmente a sus pies, le he dicho que sí, que lo que ella quisiera.
Hemos ido al cuarto de baño, me he metido en la bañera. Me he arrodillado y ella de pie en el borde de la bañera, ha empezado a masturbarse. Yo estaba de rodillas, con la boca abierta esperando cuando se ha corrido todo sobre mí. Me ha llenado la cara y la boca de semen. Y justo después de eso, me ha dicho que me masturbara para correrme.
Cuando yo ya estaba a punto, ha dejado escapar un chorrito sobre mí. En mi boca, cara, pecho, en mi polla; justo a la vez que yo me corría en uno de los mejores orgasmos que he tenido nunca.

Ya al acabar, me he pegado una duchita, y nos hemos tumbado un ratito en la cama hablando. Yo como tenía bastante frio, me he ido vistiendo tranquilamente mientras ella estaba tumbada en la cama con una toallita rodeándole el cuerpo.

Hay que reconocer que se ha portado muy bien. En ningún momento me ha dicho que si ya me iba ni me ha metido prisa. En cambio, cuando ha visto que yo ya estaba vestido y listo, me ha preguntado que si me iba ya, a lo que le he dicho que sí.

Pues nada, aquí queda mi experiencia con esta gran travesti. He tenido ya varias experiencias con muchas, pero os puedo asegurar que ninguna así. He disfrutado mucho, y espero poder a verla pronto, pues como le he dicho, tiene un nuevo cliente en Valencia.

Un beso muy grande Camila, y que te vayan bien las cosas, contare los días hasta nuestro próximo encuentro.


Publicado el January 08, 2018 at 12:00 am

Relatos Travestis Madrid: Camila Rodrigues - Un buen rato con travesti Camila Rodrigues en Valencia


 Madrid Travestis  Camila Rodrigues - Un buen rato con travesti Camila Rodrigues en Valencia