Please wait...

Relato Travesti Estrella Star - Estreno doble con Estrella Star y Yessica del Rio


RELATO TRAVESTI ESPAÑA: Estrella Star - Estreno doble con Estrella Star y Yessica del Rio
Autor: Iniziado

Hola a todos. Quiero contaros mi primera experiencia con travestis.

Y digo travestis porque me inicié con dos en vez de con una, que tenía mucho que celebrar! Fue el último domngo de Julio, y gracias a ésta página quedé seducido por la belleza y sensualidad de Yessica del Rio (a la que hoy he echado de menos en Madrid, espero que te esté yendo bien allá donde estés) y por la explícita foto erecta de Lorena (hoy Lady Loren, en Valencia). Una vez en el piso de Serrano (travestisdivinas) me dijeron que Lorena no hacía tríos y me pasaron un book para que eligiera a nuestra cómplice de juegos. Tuve la suerte de escoger a una voluptuosa chica venezolana llamada (merecidamente) Estrella Star. Ojalá volváis a la vez a Madrid, deseo de veras repetir con vosotras dos!

Pues bien, ya en mi habitación esperé a ambas. Primero apareció Yessica, pura clase, sinuosas curvas, alta, delgada, sutil, dulce, un rostro que hace enloquecer y un cuerpo que hace recordar los nombres de mil escultores... me regaló para empezar un beso con lengua que me volvió loco. Aparecía con un conjunto mínimo que dejaba ver el tono bronceado de su suavísima piel, respondía dulcemente cuando mi lengua bajaba por su cuello y mis dientes se anclaban en sus hombros mientras la abrazaba con pasión. Pese a lo ajustado del tanga comenzaba a empalmarse y mi mano lo notaba... y Yessica no tiene una polla cualquiera, no. Tiene una señora polla! Rápidamente su erección se me contagió (miento, ya estaba excitado desde que su lengua acarició mis labios).

En estas apareció Estrella envuelta en un top de malla muy abierto, redonda, voluptuosa, con unos ojos, como diría Amaral, de ciencia ficción, y unos labios carnosos, una piel mucho más blanca, pero igualmente suave. No tan alta como Yessica, también me solacé abrazando y recorriendo su cuerpo entero a besos y mordiscos. Sus pechos mismos eran deliciosos, grandes pero sin esa dureza poco acogedora del exceso de silicona, y de pezones agradecidos. Ella, al igual que Yessica, me regaló un beso: carnoso, húmedo, intenso, su lengua parecía querer ocupar toda mi boca, había bebido algo dulce y fresco y me gustó su sabor. También tiene un miembro delicioso, igual de largo aunque algo menos grueso que el de Yessica.

Como no me gusta mucho lubricarme les propuse primero mamársela a Yessica y que me follara Estrella, para lo cual bastaba un poquito de saliva, y así lo hicimos... la cosa empezaba muy bien, Yessica había entendido a la perfección mis deseos y las dos los estaban cumpliendo como si fuera un sueño: Me azotaban el culo, me forzaban a meterme el pollón de Yessica hasta la garganta, me llamaban 'su putita', me volvían loco! Así estuvimos cambiando de postura, ahora te la chupo a ti y me follas tú, ahora os cambiáis, reconozco que estuve muy pasivo durante bastante rato, pero qué bien me lo pasé! Lo más hermoso de aquellos cambios era percibir la diferencia: La polla de Yessica es larga y gruesa, me llenaba la boca, entraba bastante dentro y me sentía bien follado por aquella diosa. La de Estrella curiosamente me era más difícil de mamar, era un poco más estilizada y curvada, y estaba rígida, era delicioso aprender a mamarla sin que me tocara la campanilla! En mi ano las sensaciones eran parecidas: La brutal, espectacular entrada de los 22 cms de Yessica llenándome y satisfaciéndome, contrastaba con las dulces embestidas de Estrella.

Durante la hora que estuvimos juntos dio tiempo a todo: Ni qué decir tiene que también penetré a las dos, aquellos culos, tan redondos ambos, tan duritos ambos, tan distintos y complementarios ambos, me volvían loco. Y siempre con la polla de la otra en mi culo, ninguna de ellas en ningún momento me negó un sólo beso, jamás perdieron la erección, había una complicidad entre ellas que me hacía perder la razón, me sentía en el nirvana de manera contínua. Combinaban de manera EXQUISITA la dulzura con la dureza de un sexo que me estaba dejando alucinado, más alucinado que los chutazos de popper que de vez en cuando me iba dando. Uno de los momentos más deliciosos fue cuando Yessica se tumbó bocaarriba haciendo un 69 conmigo mientras Estrella, mi diosa venezolana me follaba. Aunque la curvatura de la polla de Yessica no es excesiva, resulta que de esta forma podía meterme su polla en la garganta hasta besarle los huevos! Ya había practicado la garganta profunda con hombres, pero nunca de forma tan perfecta como con ellas dos. Yessica miraba el espejo y decía con su delicioso acento braslieño: 'Miraaa, hace la garganta profunda!' Y, siempre fiel a mis gustos, me apretaba la cabeza contra sus huevos hasta que no podía respirar. Aquello fue uno de los momentos más cachondos de mi vida, lo juro! Pero lejos estaba de terminar la tarde. En esa postura estuvimos un buen rato, yo de verdad no podía creerme que mis capacidades orales (por otro lado, muy trabajadas antes) fueran tales. Y como digo, lo mejor estaba aún por llegar...

Llegó cuando las dos, siempre sonrientes, siempre dulces, siempre cómplices y siempre perversas, me propusieron una doble penetración. Aunque también la he practicado, ha sido siempre sólo en casa con juguetes, nunca con 'fuego real'. Pero Yessica sabe muy bien cómo sacar partido a su enorme dotación: Se tumbó boca arriba, su cabeza en la almohada de la cama, y me dijo que me metiera su polla... y yo encantado de hacerlo; Estrella se puso detrás de mi, me besó en la oreja y en el cuello y añadió su polla al torrente de carne que ya tenía dentro. Si la penetración de Yessica fue intensa por su gran dotación, cierto es que tras casi tres cuartos de hora recibiéndola por el culo y por la boca ya estaba habituado. Pero cuando entró la otra polla en mi agujero... fue la locura! Yo creí que no aguantaría, pero por mi madre que aguanté! Y cómo! Era cuestión de moverse, de notar cómo las dos pollas a veces entran a la vez, a veces salen a la vez, a veces sale una mientras entra la otra. Yo, sujeto al cabecero, perdia la razón, sólo podía gritar. Estrella, detrás de mi, me besaba en la boca cada vez que mi locura me daba un respiro y buscaba su aliento y su saliva. Igualmente, Yessica aceptaba mi lengua entre sus labios, jugando con ella, mordiéndola, mientras yo volvía a perder la razón follado por aquellas dos verdaderas diosas del amor.

Agotado y sin haber llegado al orgasmo (no por culpa de ellas, sino porque perdí la noción del tiempo con el 'crescendo' de la pasión y me dio la hora), aún para despedirse de mi mi queridísima Estrella me regaló una mamada mientras Yessica seguía follándome, ya de pie. Cuando llegué a casa y me desnudé casi me corro al quitarme el boxer... unas meneaditas mientras me clavaba un juguete de buen tamaño hicieron el resto. Ni qué decir tiene que jamás olvidaré esta experiencia y que estoy deseando repetir. Y que no importa cuánto tardéis, cuando aparezcáis por Madrid os buscaré, y si aparecéis juntas preparáos que voy!! Os deseo lo mejor, ojalá en cada uno de vuestros servicios disfrutéis tanto como disfruté yo con vosotras dos aquella tarde.


Publicado el January 12, 2021 at 12:00 am

Relatos Travestis Madrid: Estrella Star - Estreno doble con Estrella Star y Yessica del Rio


 Madrid Travestis  Estrella Star - Estreno doble con Estrella Star y Yessica del Rio